Cuando cambiar la caja registradora

Como sabes, siempre hay fallas. También en el caso de una caja registradora. Sucedió en mi casa. Ella requirió ser reemplazada y supe que se hizo en muy pocos casos, de lo cual no tenía idea. En primer lugar, una falla simple cuyo servicio no está en condiciones de reparar o falla de la memoria fiscal. Aprendí que él vive muy raramente. Esto puede leerse ante la Oficina de Impuestos, luego reemplazar la memoria. ¿Y qué pasa si no hay lectura adicional?

Luego, el dispositivo debe enviarse al fabricante y tomarse para su lectura en el laboratorio. ¿Cuándo es aconsejable cambiar la caja registradora? Bueno, cuando el recuerdo estaba lleno. Sin embargo, cada memoria tiene una pequeña cantidad de espacio. En el monto fiscal que quiere del tamaño de los informes diarios. Aquí, al igual que antes, leemos ante la Oficina de Impuestos, y luego, intercambiamos memoria. Una situación más cuando el intercambio de una caja registradora es útil es cambiar el número NIP. Es seguro que irá cuando transforme su negocio. Este número está escrito para algo de memoria. Y aquí también debe leerlo ante la Oficina de Impuestos. Se debe completar el formulario apropiado y el hombre debe completar un informe sobre dicha lectura. ¿Y solo podemos obtener memoria e intercambiarla ...? Ahora no! Tal cambio solo puede ser realizado por el sitio web del fabricante. Por supuesto, si compramos el efectivo en una tienda normal, a menudo los usan todos porque tienen un servicio. queTal cambio puede llevar varios días. Después de reemplazar la memoria, el dispositivo debe ser programado nuevamente. En este caso, informar la caja registradora & nbsp; a la Oficina de Impuestos debe hacerse nuevamente. & Nbsp; Esto elige mucho tiempo, que ahorraremos mucho si compramos la caja registradora en el lugar correcto.Cada plato electrónico no es confiable y nada lo afecta. Debemos aprender a ganar y trabajar con él. También debemos ser conscientes de qué hacer si ocurre tal falla. La solución más interesante es poder llamar al lugar donde se compró el dinero y preguntar "¿qué tanto?" Para la boda, cada vez más a menudo, estas tiendas nos ayudarán a superar nuestro problema.